En Al otro lado del Arcoiris, Noticias

Nos rompes el corazón. Tu marcha nos deja destrozados, desconsolados…. No hay palabras para describir tanto dolor ni para pedirte perdón por no poder encontrarte un hogar antes de tener este trágico final. No hay consuelo. Solo el de que ahora podrás descansar en paz. Duerme querido Morris.

Publicaciones recientes