Le informamos que este sitio web instala cookies propias y de terceros al navegar por sus páginas con el fin de facilitar su navegación y obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso e instalación. Acepto más información
Facebook

Tu mascota y las vacaciones

SI DECIDES LLEVARLO CONTIGO Y EL VIAJE ES EN...

- Avión

Si el peso del animal más el transportín no supera los 6 kg. puede viajar como equipaje de mano. Si su peso es superior debes presentarlo en la sección de carga 3h. antes de la salida del vuelo. En el área de carga suelen vender o alquilar las jaulas imprescindibles para poder viajar y que además deben estar normalizadas. Es mejor que éstas las adquieras en un establecimiento de confianza para evitar sorpresas de última hora. Durante el trayecto el animal no podrá comer ni beber, recuerda darle agua antes de partir. Algunas compañías aéreas condicionan la admisión de animales a bordo al cumplimiento de algunos requesitos como la cartilla veterinaria,...

- Barco

Deberá permanecer en un compartimento especial para animales, en travesías largas podemos visitar a nuestro amigo e incluso pasear con él sobre cubierta.


- Tren

Se admiten en los compartimentos privados, si no viajará en  un transportín reglamentario en el furgón de equipajes, averigüe con antelación si su tren los posee.


- Coche

Debes llevarlo en el transportín y cada vez que pares a estirar las piernas acuérdate de que él también querrá hacer sus necesidades y beber.
Aunque los perros sean animales muy dóciles, no todos están preparados para viajar en coche. Por ello, es necesario tomar una serie de medidas que hagan el viaje un poco más agradable tanto para el animal como para el resto de los ocupantes.
Hay que saber que, según la normativa vigente, el perro debe ir en un espacio separado del conductor que se delimita con una estructura metálica plegable y adaptable a todo tipo de vehículos. La Dirección General de Tráfico prohíbe que los animales estén sueltos en el coche o que vayan en el asiento delantero porque pueden representar un peligro para la conducción.

Si es la primera vez que se realiza un viaje con el animal de compañía, lo que se puede hacer minutos antes de partir al lugar de destino es acostumbrar al perro al coche en parado, entrar en el vehículo y permanecer un rato dentro para luego ponerlo en marcha y realizar recorridos muy cortos. Puede ser que el perro ladre sin motivo aparente. Lo que ocurre es que para él el coche no es el que se desplaza: cree que son las cosas las que se mueven y trata de perseguirlas inútilmente.
También hay que tener en cuenta la posibilidad de que el perro se maree. Si la mascota es propensa a ello es una buena solución darle una pastilla antimareo una hora antes de salir de viaje (pregunta a tu veterinario), aunque la mejor medida que se puede llevar a cabo es evitar que coma antes del desplazamiento. Pero, ante cualquier eventualidad, lo más conveniente es colocar una toalla o cualquier trozo de tela en la parte posterior del vehículo con tal de que no se manche la tapicería.


... ANTES DE SALIR


Colocación de la mascota

Si se trata de un animal grande, se debe llevar atado, situarlo en el lado opuesto al del conductor y separarlo de los ocupantes por medio de una rejilla o armazón extensible que se puede adquirir en cualquier tienda especializada.


En caso de que la mascota sea un perro de pequeño tamaño, se debe poner en el asiento trasero del coche, dentro de un transportín especial para animales, que puede adquirirse en cualquier tienda de animales. Es una buena forma de mantenerlo quieto y evitar que se maree.


En ningún caso se ha de poner en el maletero del coche. Si hay una mala combustión, los gases desprendidos por el motor pueden ser mortales para la mascota. Tampoco es una buena solución abrirle un poco la puerta del portaequipajes, porque la gran mayoría padecen claustrofobia y lo pasan muy mal. Otra razón para no dejarlo en el maletero es porque los perros no transpiran por la piel, como los humanos, por lo que la regulación térmica debe hacerse por los pulmones y el ritmo respiratorio puede pasar de 30 a más de 200 movimientos por minuto, lo que puede ser extremadamente peligroso para su integridad física.     

Consejos

- Algunos veterinarios recomiendan darle un tranquilizante moderado durante el viaje, para disminuir la ansiedad de estar rodeados de extraños y lejos de casa. Asgúrate de darle la dosis correcta, ya que no es la misma para un Chihuahua que para un Pastor Alemán.

- Asegúrese de que en el lugar al que va encontrará la comida idónea para su mascota, sino plantéese llevársela consigo desde casa.

- Antes de partir dele de beber pero no de comer.

- Procure llevar la dirección de algún veterinario de la zona donde vaya a residir por si...

- Llevate su cartilla de vacunación, puedes aprovechar para hacerle una revisión antes de partir (si viajas al extranjero, consulta los requisitos de entrada en el consulado en cuestión).

- También sería conveniente un baño y un cepillado por tu comodidad.

- Llévalo perfectamente identificado, debe llevar en el collar tu nombre y el teléfono a donde puedan llamar en caso de extravío. El microchip es una de las mejores medidas para evitar que lo roben.

- El equipaje de tu mascota: cepillo, collar, correa, bozal por si te lo exigen en algún sitio, recipientes para el agua y la comida y bolsas para recoger sus excrementos.

- No dejes al animal dentro del coche al sol, podría darle un golpe de calor.


SI DECIDES DEJAR A TU MASCOTA EN UNA RESIDENCIA Y/O PENSIÓN...

La mayoría de estos lugares tienen servicio a domicilio, es decir, te recogen y devuelven la mascota en casa. Te conviene dejar juguetes y su manta o colchoneta favoria con él para que no sufra tanto por un cambio repentino de ambiente.


SI DECIDES DEJAR A TU MASCOTA EN CASA...

No es buena idea dejarlos sólos sin salir, se aburren y se vuelven destructivos. Puedes contratar a una niñera de mascotas, ésta es una muy buena idea para tus vacaciones e incluso para el día a día si no tienes tiempo o tu trabajo te obliga a viajar a menudo. Así como el que contrata una niñera para sus hijos. Una niñera de mascotas, va a tu casa para renovarle el agua y el alimento, jugar con él, limpiar la zona del animal, sacarlo a pasear y en general cuidar de él en tu ausencia el tiempo que se considere necesario. Una niñera de mascotas es una buena opción, no solo porque tu perro, gato,... estará más cómodo en su propia casa, además tu casa no quedará abandonada (una invitación para ladrones). Incluso tendrás a alguien para regar aquella plantita que siempre que llegas de vacaciones se ha secado. 
 
 


Ver animales en adopción

Asociación Protectora de Animais de Vilagarcía de Arousa - Tel. - Contactar Bambú cms